100 años de PwC en Uruguay

Construimos confianza. Creamos futuro.


 

PwC en Uruguay

Iniciamos nuestras actividades en Montevideo en 1920, en el campo de la auditoría externa, con una pequeña estructura de cuatro profesionales. Desde entonces, hemos prestado servicios profesionales de calidad, confianza y valor que nos han permitido desarrollar una sólida reputación.

Hoy contamos con más de 400 personas que integran este equipo de talentos que nos posiciona como una de las mayores organizaciones de servicios profesionales del país.

Nos hemos trazado como misión asistir a nuestros clientes en la toma de decisiones empresariales eficientes, la optimización de su desempeño, la administración de riesgos y la creación de valor, con el fin de alcanzar una ventaja competitiva sostenible.


 


 

Breve historia

El nacimiento de la red de firmas PwC se remonta a 1849 en Londres. Cincuenta años después, se estableció en Estados Unidos y en 1913 se instaló la primera en Sudamérica, en Argentina.

Sus dos primeros clientes de porte fueron una sucursal inglesa de manufactura de tejido de lana y CH Walker & Co Ltd, que gestionaba el proyecto de la ampliación del puerto de Buenos Aires. Este cliente, además de la actividad de construcción, tenía una estancia, una cantera, un hotel y un almacén de ramos generales en Conchillas, Colonia. A partir de la expansión de este y otros clientes en Uruguay, se decidió establecer la oficina de PwC Uruguay en 1920.

La actividad de la firma partió de una base de servicios de auditoría y otros relacionados. Luego, en la década del 60, también pasó a brindar servicios de asesoramiento tributario-legal y consultoría organizacional.

 


 

"Para cualquier organización, mantener su presencia durante un período extenso es un motivo de orgullo que implica una dinámica de renovación constante. Mucho ha cambiado durante estos años, pero los valores de excelencia, liderazgo y trabajo en equipo han sido pilares fundamentales que se mantienen en el tiempo".

Omar CabralSocio principal de PwC Uruguay
¡Seguinos!