¿Cuáles son las perspectivas económicas para Uruguay en 2018? ¿Qué desafíos y riesgo enfrenta nuestro país este año?

Start adding items to your reading lists:
or
Save this item to:
This item has been saved to your reading list.

5 de febrero de 2018 | Radio FM Gente

Entrevistada: Matilde Morales

 

Además de hacer una evaluación de lo que fue 2017 es importante ver que nos depara el año entrante….

Con las cifras disponibles hasta el tercer trimestre, 2017 se encamina a cerrar con un crecimiento en torno del 3%, duplicando las proyecciones que teníamos un año atrás.

El mayor aumento de la actividad se sustenta en el consumo privado y en las exportaciones, que presentan debilidades para sostener el ritmo de crecimiento, y por eso estamos previendo un aumento menor de la actividad para este año, si sacamos el efecto de ANCAP, que estuvo parada durante gran parte de 2017.

 

¿Y dónde están los desafíos para este año? 

Para 2018 consideramos que los principales desafíos en materia económica pasan por la mejora de las cuentas públicas, reducción de la inflación, el acuerdo de convenios colectivos en un contexto de caída sostenida del empleo y la necesaria mejora de la competitividad sin perjudicar los logros alcanzados en la inflación.

 

Y en materia de riesgos, ¿qué debe preocuparnos?

En el plano internacional, creemos que la preocupación vuelve a trasladarse a las economías emergentes.

En los últimos años preocupaban los países desarrollados, que les estaba constando recuperarse aún con políticas monetarias muy expansivas.

Ahora tanto Estados Unidos como Europa están consolidando su recuperación y comienzan a “desarmar” sus políticas expansivas, y entonces el foco de atención se traslada nuevamente a los emergentes que muestran altos niveles de endeudamiento y fragilidades antes salidas de capitales.

 

Una situación que afecta también a las economías de la región…

Sí claro. Hemos comentado en oportunidades anteriores la situación por ejemplo de Argentina y Brasil, donde la principal preocupación creemos hoy que son las cuentas públicas. Ambos países muestran déficit fiscales en el entorno de 10%, y niveles de deuda que vienen creciendo.

Y en Uruguay también el tema de las cuentas públicas es uno de los principales desafíos para este año.

 

Aunque muy por debajo de los niveles de Argentina y Brasil, el déficit está siendo difícil de bajar…

El déficit se ubica en torno a 3,5% (que ha sido el promedio desde 2015 hasta ahora).

Este año, con los cambios impositivos, hubo un aumento de la recaudación pero en simultáneo se dio un incremento de algunas partidas de egresos. Para mostrar algunas cifras, entre enero y octubre de 2017 se destinaron USD 940 millones más pasividades y transferencias, lo que prácticamente iguala la mayor recaudación de IVA, IRPF e IRAE en el mismo período.

En la próxima rendición de cuentas probablemente las cifras de crecimiento sean mejores que las que se habían proyectado este año, y eso se traduciría en mayores ingresos, pero también van a seguir creciendo algunas partidas del gasto (tema FONASA por ejemplo).

 

Y la meta del gobierno para 2019 es de un déficit en 2,5%...

Sí. Esa fue la meta presentada en la última rendición.

Y otro tema que estará sobre la mesa en 2018 es la negociación salarial, porque se abrirá una nueva ronda de negociaciones en un contexto de empleo que no ha parado de caer y también en un momento en que se están encarando reformas laborales en la región (en Brasil la nueva legislación está vigente desde el mes pasado y en Argentina hay un proyecto de ley).

 
Y otro tema que siempre está presente es el inflacionario… ya arrancamos el año con un incremento de tarifas…

Sí. Ese anuncio de aumento de tarifas a partir de enero según nuestras estimaciones pone un piso de inflación de 1,44% en el mes, y según nuestras proyecciones actuales la inflación cerraría 2018 en 7,5%, un punto por encima de lo que esperamos cierre este año.

Sin dudas la reducción a la mitad de la inflación en 2017 fue uno de los hechos destacables en al plano macroeconómico, pero algunos factores que se revierten y una suba moderada que esperamos del dólar, plantean un escenario de una suba de precios algo mayor para 2018.

¡Seguinos!