Consejos que ayudarán a tu desempeño en una entrevista laboral

1
Buscá información sobre la empresa en la que te postulás: buscá en Internet si tiene sitio Web y navegalo, informate sobre la actividad a la que se dedica, preguntá a tus familiares y amigos si la conoce.
2
Recopilá toda la información que puedas sobre el cargo al que te estás postulando: qué actividades desempeñarías, qué tipo de persona buscan para ese cargo.
3
Definí previamente cuál es el motivo principal por el que te estás postulando a ese cargo: qué te motiva a presentarte y qué esperás de esa experiencia. Si aclarás esto con anticipación, podrás expresarlo con mayor facilidad en caso de que quienes te entrevisten te lo pregunten.
4
¿Cómo creés que es tu perfil laboral? Respondé para vos mismo esta pregunta basándote en la formación y/o experiencias que tuviste hasta ahora.
5
Identificá y tené presente cuáles son, desde tu punto de vista, tus fortalezas y debilidades como potencial trabajador. Quizás te sirva de ayuda pensar en aquellas fortalezas y debilidades que tus amigos y personas cercanas ven en vos.
6
Es muy importante que seas puntual: prevé los posibles contratiempos que puedas tener en tu trayecto al lugar de la entrevista (demasiado tráfico, desperfectos mecánicos en el vehículo), para poder planificar un plan B que te permita llegar a tiempo si estos ocurren.
7
Presentate con una imagen adecuada: en general, lo mejor es que luzcas formal y prolijo.
8
Llevá una copia de tu currículum vítae, por si acaso.
9
Es fundamental que seas sincero con tus entrevistadores y que te muestres tal como sos. No dejes que tu deseo por obtener el empleo impida que seas sincero; eso puede ser muy nocivo para tu futuro desempeño en la empresa si quedas seleccionado.
10
Presentate dispuesto a dialogar con un desconocido y a hablar con él sobre vos. ¡Es muy importante que estés abierto al diálogo y a la escucha!
11
Intentá mostrarte con una mentalidad positiva y entusiasta: de esta manera, mostrarás entusiasmo, pero sin “montar una actuación”.
12
Considerá que es posible que te enfrentes a preguntas o planteos que no esperabas: si esto ocurre, simplemente respondé con sinceridad.
13
No tengas miedo de hacer preguntas ni de manifestar las dudas o inquietudes que te surjan.


Y ante todo, no olvides:

Obtener o no el puesto de trabajo al que te presentás no define cuán bueno sos. Simplemente demuestra que tu perfil personal y laboral es el que la empresa empleadora estaba buscando. Ser honesto y mostrarte tal cual sos te será de mucha ayuda para encontrar el puesto de trabajo en el que te sentirás más cómodo y en el que te desempeñarás mejor.
Recordá que no siempre existe la posibilidad de una segunda entrevista, por lo que debés concentrar toda tu energía y atención en la primera: preocupate por ser sincero pero también por dar una buena impresión.