Proyecto de ley que permite a los llamados “cincuentones” desafilarse del régimen mixto de seguridad social

28 de agosto de 2017

Entrevistada: Romina Malates en radio FM Gente

En el día de hoy conversaremos sobre el proyecto de ley que permite a los llamados “cincuentones” desafilarse del régimen mixto de seguridad social previsto por la Ley N°16.713.
¿Cuál es la finalidad del proyecto de ley?

El proyecto de ley buscar dar respuesta a los reclamos plantados por los denominados “cincuentones” y para entender el origen de su perjuicio y actual reclamo debemos referirnos a la sanción de la Ley N°16.713 que creó el actual sistema mixto de seguridad social. Esto significa que existe por un lado, un régimen de jubilación por solidaridad intergeneracional administrado por el BPS, y por otra parte, un régimen de jubilación por ahorro individual obligatorio o voluntario (según el nivel de ingresos) gestionado por las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional (“AFAP´s).

Al momento de sancionarse la Ley, en el mes de abril de 1996, pasaron a quedar comprendidas en dicho régimen todas las personas menores a 40 años a dicha fecha y aquellos que tengan su primer empleo registrado a partir de ese momento.

Es así que quedaron comprendidos quienes actualmente cuentan con 50 años o más, siendo ciertas personas de ese colectivo de “cincuentones” los perjudicados con el régimen mixto.

¿Por qué se ven perjudicados los cincuentones?

El perjuicio se debe a que antes de sancionarse la Ley N°16.713, las personas aportaban a la seguridad social por el total de su sueldo nominal.

A partir de la reforma, los aportes fueron topeados, por encima de un determinado nivel, que hoy asciende a $146.859, los trabajadores no están obligados a realizar aportes ni al BPS ni a las AFAPs. Asimismo, existe un tope respecto al monto de los aportes administrados por el BPS, el tope del salario nominal es actualmente de $48.953, la diferencia entre esta cifra y los 146.859, es la que se toma en cuenta para el ahorro individual obligatorio administrado por las AFAPs.

Ello perjudicó a aquellos trabajadores, que hoy tienen 50 años o más de edad, que antes de la reforma aportaron por sueldos mayores a los establecidos en el tope administrado por BPS, ya que a partir del nuevo sistema, al calcular las jubilaciones, el BPS toma en cuenta los mejores 20 años de aportes o el promedio de los último 10 años, con el inconveniente de que parte de los mejores 20 años de esas personas son anteriores a la reforma, por lo que aportaron por el total de su sueldo pero ahora el BPS topea esos aportes.

El perjuicio se origina entonces, por no computar el verdadero monto aportado por aquellos trabajadores, estableciendo los topes que fueron creados por la Ley 16.713.

¿Cuál es la solución que prevé la norma?

Para subsanar el perjuicio que se le origina a ese colectivo de trabajadores, la norma prevé que puedan ejercer la opción de desafiliarse del régimen de ahorro individual obligatorio de forma retroactiva a la fecha de su incorporación y pasar a quedar comprendidas dentro del régimen de transición previsto en ley 16.713, lo cual implica básicamente sus aportes se vuelcan en su totalidad al BPS.

¿Cómo se ejercerá la opción de desafiliación?

Los “cincuentones” interesados deberán presentarse ante el BPS para ejercer el derecho a desafiliarse. Para ello, deberán preceptivamente contar con el previo asesoramiento por parte del organismo, quien revisará la historia laboral del trabajador y calculará una proyección estimativa de la eventual jubilación en considerando los dos régimen.

El asesoramiento preceptivo del BPS, se implementará en 3 etapas progresivas según la edad del afiliado, dándose prioridad a los que se encuentren más próximos de configurar causal jubilatoria.

Cada una de esas tres franjas tendrá un año para presentar su solicitud a partir de las fechas establecidas en la norma y a su vez el BPS brindará su asesoramiento dentro del plazo de un año de recibida la solicitud.

¿Luego de recibido el asesoramiento, existe un plazo para decidir la desafiliación?

Sí, la opción de desafiliación podrá ejercerse dentro del término de 90 días a contar desde el día siguiente a aquel en que se reciba el asesoramiento, aunque el proyecto de ley prevé la opción de que la reglamentación posterior pueda establecer prórroga para la presentación de una nueva solicitud por una única vez.

¿Existirá algún costo asociado?

Sí, en caso de ejercerse la opción, los trabajadores deberán abonar al BPS los aportes personales no realizados correspondientes a las asignaciones computables por ahorro individual no obligatorio.

¿Qué pasará con los fondos administrados por las AFAPs por los aportes realizados, que ahora se dejan sin efecto?

El proyecto de Ley prevé la constitución de un fideicomiso con los la totalidad de los fondos acumulados correspondientes a las personas que opten por desafiliarse. El fideicomiso será administrado por un fiduciario autorizado por el Banco Central del Uruguay, y el beneficiario, será el BPS.

¿Qué consideraciones le merece este proyecto de ley?

En definitiva, consideramos que el proyecto de ley constituye una alternativa razonable para dar solución al reclamo legítimo que viene planteando el colectivo de cincuentones desde hace ya varios años y que no pudo ser solucionado por otros mecanismos. Conllevará sin embargo, un gran trabajo por parte del BPS, lograr una efectiva y adecuada implementación de la norma, considerando que se trata de un tema tan importante y sensible como es la jubilación de aproximadamente 30.000 personas.

Quedamos a las órdenes en PwC para seguir conversando y profundizando sobre esta temática tan actual cuando ustedes lo entiendan pertinente.

¡Seguinos!